Colocaciones de microcréditos crecieron 15% en 2014

COMUNICADO

La Red para el Desarrollo de las Microfinanzas en su informe anual “Estado de las Microfinanzas en Chile – 2014” destaca que la cartera de colocaciones de créditos productivos a microempresarios alcanzó el año pasado los 901 mil millones de pesos, un 12% más que el año anterior, en tanto que el monto total entregado pasó de $452 a 521 mil millones, un 15% de aumento.

Poco menos de 500 mil emprendedores chilenos reciben microcréditos. Estos se concentran en los rubros comercio, transporte y agricultura.

Pablo Coloma, presidente de la Red para el Desarrollo de las Microfinanzas en Chile, organización que agrupa a bancos, cooperativas y otras entidades que otorgan créditos a emprendedores, presentó el informe anual del organismo “Estado de las Microfinanzas en Chile 2014”.

Entre las estadísticas más relevantes informadas, destaca que durante 2014 los microempresarios que accedieron a créditos productivos alcanzaron a alrededor de 450 mil, registrando un crecimiento de 8,3% respecto de 2013. En tanto el monto colocado por dichas operaciones de crédito alcanzó en 2014 a una cifra cercana a los 2 mil millones de dólares, un 12% más que el año anterior.

Sin embargo, no todas las noticias son auspiciosas, pues el crecimiento registrado se refiere, principalmente, a la oferta de créditos a microempresarios de mayor desarrollo, que piden créditos que están por sobre el millón de pesos y que llegan hasta los ocho o diez millones. En contraposición, los créditos de menos de un millón de pesos, destinados a microempresarios con mucho menor desarrollo, presentan un dinamismo y crecimiento mucho más restringido que el registrado en 2013.

Pablo Coloma, presidente de la Red de Microfinanzas, señala que “efectivamente, a diferencia de años anteriores, descubrimos en estas cifras, proporcionadas por los propios organismos que trabajamos con microempresarios, que el crecimiento del sector es dispar. Nuestros créditos crecen más entre los microempresarios con mayor dotación de recursos. En cambio, entre los emprendimientos más precarios, que son aquellos que tienen más dificultad para acceder a financiamiento, el 2014 nos costó crecer y llegar con nuestra oferta. Cuando dividimos las instituciones de microfinanzas entre las que prestan, en promedio, más de un millón de pesos y aquellas que, en promedio, prestan menos que eso, descubrimos que las colocaciones de las primeras crecen 12% en 2014 mientras que las que se concentran en los emprendedores con más carencias crecen sólo un 10,1%, en circunstancias que éstas últimas crecieron cerca de un 30% el año anterior.”

De los dos mil millones de dólares que componen la cartera de microcréditos en Chile, un 74% se concentra en créditos sobre las 200 UF, unos 5 millones de pesos. En tanto que las operaciones menores a 50 UF ($1.200.000 aproximadamente) representan menos de 8% del total.

En términos de rubros que potencian su actividad con los microcréditos, destacan el transporte (34% del total de los microcréditos), el comercio (32%) y la agricultura (17%).